Beneficios del yoga en el embarazo

Beneficios del yoga en el embarazo

  • Categoría de la entrada:Yoga

Yoga prenatal para principiantes

La mayoría de las clases de yoga comienzan con una sesión de calentamiento para estirar la espalda, los brazos y las piernas. Después, las posturas le ayudarán a aumentar su fuerza y resistencia. Las clases suelen terminar con una sesión de relajación o meditación guiada que le ayudará a relajarse y sentirse renovada. La mayoría de las clases de yoga duran unos 90 minutos. ¿Cuáles son los beneficios del yoga? Si lo practicas con regularidad, el yoga es una excelente manera de mejorar tu bienestar físico, mental y emocional. Las posturas pueden ayudarte a:Nunca he hecho yoga. ¿Puedo empezar durante el embarazo? El embarazo es un momento ideal para empezar a practicar yoga. Las posturas para principiantes son más sencillas de lo que la mayoría de la gente imagina, y además conocerás a otras futuras mamás en tus clases.
Empezarás de forma suave y lenta. Tu instructor modificará las posturas para que se adapten a tu estado de embarazo. Escucha a tu instructor y presta atención a lo que te dice tu cuerpo. Las posturas de yoga suelen estar diseñadas para estirar, no para forzar. Pero si sientes algún dolor o molestia, deja de hacer lo que estás haciendo.

El yoga prenatal ayuda a perder peso

Fig. 2Procedimiento de recogida de datos y plazosImagen de tamaño completoRecogida de datosPara garantizar la privacidad de los datos, se asignó a todos los participantes un número de código y los datos electrónicos y en papel se almacenaron en lugares seguros. Un autor (VL), miembro autorizado del personal del RWH, completó un archivo de auditoría médica de los 30 participantes, de acuerdo con la aprobación ética de este estudio. Se recogió información demográfica y psicosocial sólo relevante para cumplir los objetivos del estudio (Tabla 1).
Los conjuntos de datos generados y/o analizados durante el presente estudio no están a disposición del público debido a la pequeña naturaleza principalmente cualitativa del estudio, pero están disponibles a través del autor correspondiente mediante una solicitud razonable.
Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se dé el crédito correspondiente al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos puestos a disposición en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Yoga durante el primer trimestre del embarazo

Si está embarazada y busca formas de relajarse o mantenerse en forma, puede que esté considerando la posibilidad de practicar yoga prenatal. Pero, ¿sabía que el yoga prenatal también puede ayudarla a prepararse para el parto y promover la salud de su bebé?
Al igual que otros tipos de clases de preparación al parto, el yoga prenatal es un enfoque multifacético del ejercicio que fomenta los estiramientos, la concentración mental y la respiración concentrada. Las investigaciones sugieren que el yoga prenatal es seguro y puede tener muchos beneficios para las mujeres embarazadas y sus bebés.
Hay muchos estilos diferentes de yoga, algunos más extenuantes que otros. El yoga prenatal, el hatha yoga y el yoga restaurativo son las mejores opciones para las mujeres embarazadas. Habla con el instructor sobre tu embarazo antes de empezar cualquier otra clase de yoga.
Procura evitar el yoga caliente, que consiste en hacer posturas enérgicas en una sala calentada a altas temperaturas. Por ejemplo, durante la forma de yoga caliente de Bikram, la sala se calienta a aproximadamente 105 F (40 C) y tiene una humedad del 40 por ciento. El yoga caliente puede elevar demasiado la temperatura del cuerpo, causando una condición conocida como hipertermia.

Beneficios del yoga para embarazadas

¿Qué estilo de yoga debo elegir? Hay varios estilos de yoga entre los que elegir. Habla con un instructor de yoga cualificado para poder elegir un estilo que sea seguro y adecuado para ti. Puedes elegir entre las clases de yoga para embarazadas de tu zona.
Si no, opta por una clase de yoga para principiantes que utilice una forma de yoga suave, como el hatha yoga. Comprueba que tu instructor tiene experiencia en la enseñanza a mujeres embarazadas y dile que estás embarazada. La Rueda Británica del Yoga ofrece una lista de profesores de yoga cualificados y sus especialidades.
Evita el bikram yoga u otras clases en las que el yoga se practique en salas calentadas a 40 grados C. Este tipo de yoga puede ser peligroso si estás embarazada, ya que podrías sobrecalentarte.¿Necesito alguna ropa o equipo especial? Elige ropa holgada y cómoda, ligera y de fibras naturales. Vístete por capas, para poder quitártelas y ponértelas cuando lo necesites. Puedes calentar mientras trabajas en las posturas, pero enfríate durante la sesión de relajación al final de la clase.