Cuenco tibetano 7 metales

Cuenco tibetano 7 metales

  • Categoría de la entrada:Yoga

Cuencos tibetanos de metal

Este cuenco tibetano está hecho de un laminado de 7 tipos de metales, unidos mediante un antiguo proceso en el Tíbet. Esto hace que resuene con un tono distintivo que es alegre para el oído y extremadamente efectivo para limpiar cualquier espacio.
Para hacerlo cantar, coloca el cojín con el cuenco en la palma de la mano izquierda y, con la derecha, golpea suavemente el borde 3 veces con el mazo de madera. A continuación, acaricia el borde exterior del cuenco con el mazo de madera en el sentido de las agujas del reloj. Con la suficiente práctica, no tendrás ningún problema en crear vibraciones positivas para limpiar tu hogar.

Tazón de canto de metal de campana

Los cuencos tibetanos se fabrican tradicionalmente con siete metales: oro, plata, cobre, plomo, hierro, mercurio y estaño. Todos estos metales producen un sonido individual, incluyendo los armónicos. Los cuencos tibetanos se utilizan en la meditación, la curación, la relajación y en las oraciones. Sujete el cuenco en la palma de la mano con la espiga de madera, frote el borde exterior con un movimiento circular lentamente y aumente suavemente la velocidad a medida que el cuenco comienza a vibrar.Los cuencos cantores llenan su corazón con vibraciones alegres, paz y una sensación de bienestar. Los cuencos que tenemos son todos seleccionados a mano y garantizan que cantan

5 tazón de metal para cantar

Nuestros magníficos cuencos cantores grabados y envejecidos suenan con una pureza que elevará tu corazón y relajará tu mente. Ganesh, el motivo de los Ojos de Buda y el detalle del mantra adornan este hermoso cuenco; viene con un mazo de madera.
Los cuencos cantores se utilizan en el yoga, la musicoterapia, la relajación con sonidos y las ceremonias religiosas. En la tradición budista, se tocan para señalar el comienzo y el final de los ciclos de meditación en silencio.  Al igual que una campana, el tono se produce golpeando el lateral del cuenco con un mazo de madera. Al pasar el mazo alrededor del cuenco -sólo con una leve presión-, acaba surgiendo un tono puro. Cuando esto ocurre, se dice que el cuenco canta, de ahí su nombre.
Ganesh, o Ganesha, el hijo de Shiva y Parvati, es la deidad a la que primero reconocen los fieles cuando visitan un templo.    Se le asocia con el OM, es el patrón de las letras y el aprendizaje, y se le invoca al comienzo de una nueva empresa o viaje.    Se dice que meditar en Ganesh asegura el éxito.
Los siete metales y sus asociaciones planetarias son el oro (Sol), la plata (Luna), el cobre (Venus), el hierro (Marte), el estaño (Júpiter), el mercurio/plata movediza (Mercurio) y el plomo (Saturno), todos ellos muy presentes en el simbolismo alquímico.

Los 7 mejores cuencos cantores de metal

Una campana de pie o de reposo es una campana invertida, sostenida desde abajo con el borde hacia arriba. Estas campanas suelen tener forma de cuenco y existen en una amplia gama de tamaños, desde unos pocos centímetros hasta un metro de diámetro. A menudo se tocan golpeando, pero algunos -conocidos como cuencos cantores- también pueden tocarse girando un mazo alrededor del borde exterior para producir una nota musical sostenida.
Los cuencos golpeados se utilizan en algunas prácticas religiosas budistas para acompañar los períodos de meditación y canto. Los cuencos sonoros y de percusión se utilizan mucho para hacer música, meditar y relajarse, así como para la espiritualidad personal. Se han hecho populares entre los musicoterapeutas, los sanadores de sonido y los practicantes de yoga.
Las campanas de pie tienen su origen en China. Una de las primeras formas, llamada nao, tenía la forma de una copa con tallo, montada con el borde hacia arriba, y golpeada por fuera con un mazo. Se cree que la fabricación y el uso de cuencos específicamente para «cantar» es un fenómeno moderno. Las cazoletas capaces de cantar empezaron a importarse a Occidente a principios de los años setenta. Desde entonces, se han convertido en un instrumento popular en el género de la nueva era originario de EE.UU., a menudo comercializado como «música tibetana».