Cuentos cortos con moraleja para adultos

Cuentos cortos con moraleja para adultos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Yoga

Cuentos cortos con moraleja para adultos

Uso cotidiano

Todas las historias tienen un valor moral y un mensaje oculto. Las historias morales te guían sobre cómo vivir la mejor vida. En este artículo, hemos compartido los mejores cuentos morales que crean un poderoso impacto en la vida de los niños y de los adultos.
Una vez, en un pequeño pueblo, un granjero vivía en una pequeña casa con su culo. Quería mucho a su asno. Sólo tenía un asno, que le ayudaba en sus labores agrícolas. Un día, alguien le robó el asno. El granjero estaba muy confundido, ¿qué hacer? Inmediatamente hizo un plan y empezó a amenazar a la gente del pueblo y dijo: «¡Cobardes y ladrones! ¿Creéis que soy un tonto? Sé quién me ha robado el culo. Devolvedme el culo o haré lo que hizo mi padre».  Al oír las palabras del granjero, los ladrones que le habían robado el asno se asustaron e inmediatamente se presentaron ante el granjero y le devolvieron el asno.  Después de devolverle el asno, el ladrón le preguntó al granjero: «¿Por favor, dime qué hizo tu padre cuando le robaron el asno?» El granjero respondió «Estúpido, trajo otro culo».

El papel pintado amarillo

Todos los domingos por la mañana hago un ligero footing alrededor de un parque cercano a mi casa.    En una esquina del parque hay un lago.    Cada vez que hago footing junto a este lago, veo a la misma anciana sentada al borde del agua con una pequeña jaula de metal a su lado.
El domingo pasado me picó la curiosidad, así que dejé de correr y me acerqué a ella.    Al acercarme, me di cuenta de que la jaula metálica era, de hecho, una pequeña trampa.    Había tres tortugas, ilesas, caminando lentamente alrededor de la base de la trampa.    Tenía una cuarta tortuga en su regazo que estaba frotando cuidadosamente con un cepillo de esponja.
Sonríe.    «Estoy limpiando sus caparazones», respondió.    «Cualquier cosa en el caparazón de una tortuga, como algas o escoria, reduce la capacidad de la tortuga para absorber el calor e impide su capacidad para nadar.    También puede corroer y debilitar el caparazón con el tiempo».
Me rasqué la cabeza.    «Entonces, ¿no crees que tu tiempo podría estar mejor empleado?    Quiero decir, creo que tus esfuerzos son amables y todo, pero hay tortugas de agua dulce que viven en lagos de todo el mundo.    Y el 99% de estas tortugas no tienen gente amable como tú que les ayude a limpiar sus caparazones.    Así que, sin ánimo de ofender… ¿pero cómo es que tus esfuerzos localizados aquí realmente marcan la diferencia?»

El blues de sonny

Algunas de las lecciones más memorables de la vida provienen de las historias. Las historias son fundamentales para procesar las experiencias vitales y los sentimientos que las rodean. Las historias son una forma de encapsular los momentos memorables de la vida y las lecciones perdurables de la misma. El cerebro humano está programado para percibir patrones y captar las secuencias argumentales de las historias para almacenarlas en la memoria a largo plazo.
Creemos firmemente que las buenas historias pueden cambiar la vida; por eso tenemos una lista de algunas historias cortas increíbles sobre la vida que le enseñarán valiosas lecciones, le ayudarán a enfrentarse a diversas situaciones de la vida y le inspirarán a asumir la vida de forma diferente.
Una vez un joven preguntó al sabio Sócrates el secreto del éxito. Sócrates escuchó pacientemente la pregunta del hombre y le dijo que se reuniera con él cerca del río a la mañana siguiente para obtener la respuesta. A la mañana siguiente, Sócrates le pidió al joven que caminara con él hacia el río. Mientras se adentraban en el río, el agua les llegaba al cuello. Pero, para sorpresa del joven, Sócrates lo metió en el agua.

Blancanieves

Las historias cortas tienen una forma de enseñar lecciones que las hace más relatables e interesantes. En lugar de limitarse a decirle a tu hijo que no mienta, relatarle un cuento corto le ayuda a entender lo que ocurre cuando miente. Les ayuda a ser más conscientes de sus acciones y sus consecuencias. Las lecciones morales de estas historias también ayudan a formar su carácter y su brújula moral a medida que crecen.
Había una vez una liebre que era amiga de una tortuga. Un día, desafió a la tortuga a una carrera. Al ver lo lenta que iba la tortuga, la liebre pensó que la ganaría fácilmente. Así que se echó una siesta mientras la tortuga seguía avanzando. Cuando la liebre se despertó, vio que la tortuga ya estaba en la meta. Para su disgusto, la tortuga ganó la carrera mientras él estaba ocupado durmiendo.
En realidad, hay un par de lecciones morales que podemos aprender de esta historia. La liebre nos enseña que el exceso de confianza a veces puede arruinarnos. Mientras que la tortuga nos enseña el poder de la perseverancia. Aunque todas las probabilidades estén en tu contra, nunca te rindas. A veces la vida no se trata de quién es el más rápido o el más fuerte, sino de quién es el más constante.