Posturas de yoga equilibrio

Posturas de yoga equilibrio

  • Categoría de la entrada:Yoga

Posturas de yoga equilibrio

Utthita parsvakon…

Tener un buen sentido del equilibrio significa algo más que ser capaz de mantenerse en un pie. Aunque esa hazaña física es impresionante, el verdadero equilibrio en el yoga significa estabilidad física, mental y emocional. Encontrar tu centro y ser capaz de mantenerte firme mientras te equilibras mejorará tu concentración, aliviará el estrés y te ayudará a lidiar con situaciones difíciles. Aprenderás a abordar la vida con una conciencia tranquila, que es el corazón del yoga.
Mantener la calma, la concentración y el centro mientras se mantiene una postura de yoga requiere práctica. Sin embargo, con dedicación y paciencia, serás capaz de permanecer estable durante largos períodos de tiempo. Ten en cuenta la siguiente información siempre que necesites ayuda para equilibrarte:
El equilibrio físico en el cuerpo humano es una compleja interacción entre el sentido del tacto, el funcionamiento del oído interno y la visión adecuada. Los tres deben trabajar juntos para señalar correctamente el «equilibrio» al sistema nervioso central.
Debido a la naturaleza equilibradora de las posturas, no practiques esta secuencia si tienes dolores de cabeza, insomnio, presión arterial baja o si te sientes mareado. Trabaje siempre dentro de sus propios límites y capacidades. Asegúrate de consultar con tu médico antes de practicar yoga si tienes alguna lesión, problemas de salud o preocupaciones.

Ardha chandras…

Cuando te caes, ya sea cuando te caes de una postura en la esterilla o en la vida cotidiana, la clave para evitar lesiones es la rapidez de reacción. Es necesario que tu cuerpo tenga la capacidad de ser rápido, lo que te permitirá responder con la suficiente rapidez para atraparte a ti mismo en medio de la caída o agarrar a un niño para que no se haga daño, por ejemplo. Aunque las caídas pueden tener consecuencias más graves más adelante en la vida, a cualquier edad y nivel de actividad, los componentes de la aptitud motriz del equilibrio, la agilidad, la velocidad, la coordinación y la potencia son vitales para la vida diaria funcional y óptimos para el rendimiento deportivo.
Cuando pensamos en el equilibrio, a menudo nos imaginamos sosteniendo una pintoresca Media Luna o la Postura del Árbol, pero las caídas no suelen producirse cuando se está quieto o en un estado o postura estable, sino más bien cuando se está en movimiento, en transición o en ajuste. La clave para desarrollar el equilibrio, la coordinación y prevenir las lesiones por caídas a medida que envejecemos está en dominar las transiciones y desarrollar la potencia.
En colaboración con la Universidad de Miami, hemos estudiado los patrones de utilización de los músculos en las diferentes posturas de yoga. Hemos aprendido qué músculos se utilizan realmente y cuán activos están durante cada postura. Por ejemplo, en el estudio de electromiografía (EMG), que registra la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos, cuanto más se activan los dedos de los pies en las posturas de pie, mayor es la actividad de los músculos de la parte inferior de la pierna, por lo que se dirige a los músculos primarios del equilibrio. Como resultado de este tipo de datos y de la innovación, creamos una secuencia científicamente probada para aumentar el equilibrio y prevenir las caídas.

Paschimot…

La capacidad de equilibrio es cada vez más importante a medida que envejecemos. Las caídas son la principal causa de muerte por lesiones en los adultos mayores, y la causa más común de hospitalización por traumatismos. Como cualquier habilidad corporal, el equilibrio es algo que hay que practicar para mantenerlo. En este artículo, la autora Stephanie Pappas comparte algunos consejos para sacar el máximo partido a las posturas de equilibrio extraídos de su libro Yoga en la pared.
Las posturas de equilibrio cultivan la conciencia y requieren atención. Establecen una armonía entre las energías que fluyen hacia arriba y hacia abajo en tu cuerpo. Cuando la mente parece dispersa, la vida parece caótica o ha estado muy ocupada, puede recuperarse y descansar con las posturas de esta sección. Si te resulta difícil mantener el equilibrio sobre un pie, permite que la pared te apoye en el descubrimiento de mayores niveles de estabilidad y dominio. A medida que se practica, se profundiza en la apreciación de las sutilezas para alcanzar el equilibrio.
La postura del árbol es una maravillosa postura de equilibrio tanto para principiantes como para estudiantes de yoga más experimentados. La postura del árbol es fácil de modificar para adaptarla a estudiantes de diferentes niveles de práctica, y sienta las bases para mejorar el equilibrio con el tiempo, fortaleciendo los muslos, las pantorrillas, los tobillos y la espalda, y aumentando la flexibilidad de las caderas y la ingle. La postura del árbol se recomienda a menudo a las personas que sufren de ciática o que tienen los pies planos.

Vinyāsa

Imagen:  ShutterstockEn cuanto al equilibrio, Sethi dice que lo más fácil es empezar por el cuerpo. «El cerebelo es una pequeña parte del cerebro situada en la parte posterior de la cabeza, donde se une a la columna vertebral. Actúa como centro de control del movimiento y el equilibrio del cuerpo. Recibe mensajes sobre la posición del cuerpo procedentes del oído interno, los ojos, los músculos y las articulaciones, y envía mensajes a los músculos para que realicen los ajustes posturales necesarios para mantener el equilibrio. Lo mejor es controlar primero estos músculos y articulaciones para lograr el equilibrio, y luego trabajar para la meditación, en la que el equilibrio y la concentración son únicamente para la mente», aconseja Sethi.Sethi enumera algunas posturas de yoga que pueden ayudar a mejorar la concentración, el equilibrio y la armonía del cuerpo.
Imagen:  Shutterstock- Párate derecho con los pies separados a la distancia de las caderas. Inhala, levanta los dos brazos por encima de la cabeza, con las palmas de las manos enfrentadas. Exhale, apunte los dedos del pie izquierdo y barra la pierna izquierda hacia atrás mientras baja el torso hacia adelante. Asegúrese de que los brazos y el barrido de la pierna de atrás están en la misma línea.- Intente alcanzar una forma de T. Si no puedes, asegúrate de que tus brazos y tu pierna izquierda están en la misma línea. Mantén la mirada fija en un punto focal para mantener el equilibrio.- Respira profundamente cinco veces. Exhala para volver a la posición de pie. Repite con la otra pierna.