Yoga del sueño

Yoga del sueño

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Yoga

6:40reto de yoga nocturno: 15 minutos de yoga en la cama durante 30 …yoga con kassandrayoutube – 31 mar 2021

Nuestras rutinas nocturnas han cambiado en los últimos años. Antes salíamos del trabajo, quizá veíamos una hora de televisión y luego nos íbamos a la cama con un buen libro. Pero ahora respondemos a los correos electrónicos a cualquier hora, nos desplazamos por las redes sociales y dejamos que se reproduzca automáticamente un episodio más de ese apasionante drama policíaco.
Un correo electrónico inesperado o una notificación pueden desencadenar la respuesta al estrés. Es natural: el cerebro recibe una nueva información que requiere una acción inmediata, y entonces se liberan las hormonas del estrés para ayudar a afrontar la situación.
Aunque la respuesta al estrés no es mala -la necesitamos para levantarnos y movernos por la mañana, o para rendir bien en esa gran presentación-, el hecho de que esas hormonas vuelen antes de que te acuestes tiene un impacto en tu descanso.
Estimulan el sistema nervioso simpático, nuestro modo de «lucha o huida», y preparan el cuerpo físicamente para una salida rápida acelerando el ritmo cardíaco, aumentando la tensión muscular y dilatando las pupilas para hacernos más receptivos. Así, cuando te acuestas y cierras los ojos, tu cuerpo no está preparado para descansar, lo que te impide obtener el sueño de calidad que necesitas.

Yoga nidra para dormir

No todo el yoga es igual, cuando se trata de relajación, dice Rowland-Seymour. El yoga caliente y los estilos de vinyasa (flujo) tienden a hacer que el corazón bombee. «No deberías hacerlos justo antes de acostarte, como tampoco correrías en la cinta», dice. Los mejores estilos para antes de dormir son el hatha yoga (que se centra en la posición del cuerpo) y el nidra (que se centra en la respiración y en posturas más reconstituyentes, como las posturas tumbadas y sentadas).
Dado que es una buena idea reservar el dormitorio para el sueño y el sexo, Rowland-Seymour recomienda hacer las posturas de yoga para dormir en otra habitación, si es posible. Busca un lugar en el que puedas estirarte y también poner las piernas contra la pared. Baja las luces y pon música relajante, si quieres. Túmbate sobre una alfombra, una esterilla de yoga o cualquier otra cosa acolchada, y ten a mano algunas almohadas que te ayuden a ponerte cómodo en las posturas. También puedes ponerte un pijama holgado o ropa que no restrinja el movimiento.
La respiración es uno de los aspectos terapéuticos más importantes del yoga. Tu objetivo durante cada sesión es centrar tu atención en la respiración, dejar que todos tus pensamientos se alejen y estar presente en el momento. ¿Tienes problemas para mantener la concentración? Rowland-Seymour propone este ejercicio: Imagínate de pie en el arcén de una autopista viendo pasar los coches. Cuando veas un coche bonito, no se te ocurrirá intentar subirte a él, dice. Simplemente lo verías pasar. Intenta hacer lo mismo con tus pensamientos. Sobre todo, practica la autocompasión, dice Rowland-Seymour. «Todo lo que tu cuerpo sea capaz de hacer está bien», dice. No te juzgues si tu mente divaga o tus músculos se sienten tensos.

Yoga con adriene relax

Yoganidrasana, (sánscrito: योगनिद्रासन) o Postura del Sueño Yóguico es una asana de flexión hacia delante reclinada en el yoga moderno como ejercicio. A veces se le llama Supta Garbhasana (Postura del Embrión Reclinado)[1] El nombre Dvi Pada Sirsasana se da a la forma de equilibrio de la postura.
[El Océano] se convierte en el lecho de Vishnu, con sus nácares de loto, cuando al final de cada Yuga esa deidad de inconmensurable poder disfruta del yoga nidra, el sueño profundo bajo el hechizo de la meditación espiritual.- Mahabharata, Libro 1, sección XXI
En Yoganidrasana, la espalda se apoya en el suelo, los pies se cruzan detrás de la cabeza y los brazos rodean las piernas y el cuerpo, con las manos unidas detrás de la parte inferior de la espalda[2][8] El efecto es una fuerte flexión hacia delante; B. K. S. Iyengar califica su dificultad como 18 de 60.[2][9] Se dice que la práctica calienta el cuerpo rápidamente[2][10].

Halasana

Es tarde. Estás tenso y cansado. Y aunque te gustaría desesperadamente hacer un poco de yoga por la noche antes de dormir, sinceramente no sabes si puedes hacerlo. Además, ni siquiera estás seguro de si deberías hacer ejercicio a estas alturas de la noche si quieres dormir.
No hay un estilo o secuencia de yoga que sea ideal para todos por la noche. Lo que marca la diferencia es más bien la manera de abordar cada postura. Estiramientos sostenidos y suaves. Respiración lenta y constante. Moverse lentamente entre las posturas en lugar de apresurarse. Es una simple ecuación de movimiento fácil y respiración acompasada que estimula el sistema nervioso parasimpático, lo que a su vez produce una profunda liberación y relajación, tanto física como psicológica.
Las posturas que siguen pueden realizarse en su totalidad y en el orden en que aparecen, lo que te llevará algo menos de 30 minutos. O simplemente puedes recurrir a las que sientas que te alivian en una noche determinada. Sea cual sea la postura que elijas, no olvides la postura final de descanso, Savasana. Se basa en todas las posturas anteriores para convertirse en la precursora del sueño.