Yoga para una persona

Yoga para una persona

  • Categoría de la entrada:Yoga

Gimnasia individual

La enseñanza individual es la forma óptima de adaptar el yoga a cada alumno. Es la forma tradicional de enseñar yoga, y permite explorar plenamente las aplicaciones holísticas y terapéuticas.
Las clases de yoga en grupo son un invento muy reciente, y un gran invento: Son una buena manera de descubrir el yoga y han permitido que el yoga llegue a la vida de muchas personas en todo el mundo. Sin embargo, son muy limitadas cuando se trata de adaptar la enseñanza a las necesidades de cada alumno. Tradicionalmente, el yoga sólo se enseñaba de forma individual, y por una buena razón.
Una clase individual es un encuentro privado entre tú y el profesor. No hay ninguna regla sobre lo que sucederá y en qué orden, eso depende de tus necesidades. A menudo, la clase comienza con una conversación para que el profesor pueda conocerte y entender tus objetivos, necesidades y capacidades. El profesor también puede examinarte, tomarte el pulso o pedirte que hagas una o dos posturas. Al final de la clase, el profesor diseña una práctica para que la repitas en casa.

Comentarios

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Como estudiante principiante de yoga, puede que te sientas abrumado por la gran cantidad de posturas y sus extraños nombres. Relájese: la práctica del yoga es una actividad que dura toda la vida, por lo que tendrá mucho tiempo para aprender decenas de posturas.
A medida que progreses, podrás adoptar posturas más desafiantes, pero es una buena idea mantener las cosas simples cuando estás empezando. Las posturas básicas aquí descritas son lo suficientemente valiosas como para mantenerte ocupado durante mucho tiempo.
Los principiantes a menudo se inclinan demasiado hacia delante en esta postura, haciéndola más parecida a una plancha. En lugar de ello, recuerda mantener el peso principalmente en las piernas y alcanzar las caderas en alto, con los talones estirados hacia el suelo (no es necesario que toquen el suelo). Dobla un poco las rodillas para facilitar el movimiento si tienes los isquiotibiales tensos. Mantén los pies paralelos.

Yoga para una persona difícil

La verdad es que no hay una tonelada de poses de yoga establecidas para 4 personas. Pero el acro yoga (una combinación de acrobacia y yoga) tiene una serie de poses para dos y tres personas. Muchas de ellas pueden modificarse para incluir a una cuarta persona.
Haremos todo lo posible por compartir algunas fotos y vídeos de posturas de yoga que podrían ajustarse para funcionar con un grupo de cuatro personas. Y también compartiremos algunas sugerencias para crear tus propias posturas para cuatro personas.
Las poses de yoga en grupo con 4 o más personas no son comunes. De hecho, hay muy pocas fotos en línea de grupos de cuatro personas haciendo yoga como una unidad. La mayoría de los mejores recursos son en realidad vídeos de Youtube de “Yoga Challenge” en los que un grupo de amigos o familiares intentan varias posturas.
Queríamos reunir a un grupo de cuatro yoguis, recrear algunas de estas posturas y tomar nuestras propias fotos. Pero lamentablemente eso no es posible por el momento, dada la realidad de distanciamiento social de nuestro entorno actual.
He aquí algunos de los vídeos disponibles en Internet que muestran poses de yoga en grupo. La mayoría de estos vídeos son de adolescentes o adultos jóvenes que se divierten con la idea de probar las posturas de yoga para 4 personas. No son expertos en acro yoga ni yoguis profesionales. Si ellos pueden hacerlo, ¡tú también puedes!

Yoga para una persona en línea

La flexibilidad podría describirse fácilmente como la bendición y la maldición del yoga. Por el lado de la bendición, el aumento de la flexibilidad es un beneficio enorme: promueve el rango de movimiento y la salud de las articulaciones que ayudan a prevenir el dolor de espalda, los daños por uso repetitivo y las lesiones deportivas.
Sin embargo, el yoga es mucho más que flexibilidad. De hecho, las personas que llegan al yoga con mucha flexibilidad deben tener cuidado de no precipitarse en las posturas avanzadas sólo porque pueden hacerlo. A menudo, necesitan trabajar su fuerza para complementar toda esa flexibilidad, construir músculos de apoyo y asegurarse de que están practicando una alineación segura.
El miedo a la flexibilidad o, más concretamente, la falta de flexibilidad, también aleja a mucha gente de la yogasfera (¡maldición!). Es un error común pensar que hay que ser flexible por naturaleza para intentar hacer yoga. Así que vamos a disipar ese mito ahora mismo. Grita esto a los cuatro vientos: El yoga no está reservado para las personas que ya son muy flexibles.
Si tienes las caderas, los isquiotibiales, las pantorrillas, los hombros, lo que sea, el yoga es exactamente lo que necesitas. La flexibilidad no es un requisito previo; es un resultado. La persona que se toca la nariz con las rodillas no gana (en el yoga). La persona que mejora su flexibilidad de forma segura con el tiempo gana (en la vida).